Fibromialgia: llega a Marsella después de 6,000 km de caminata.

Desde Normandía, a través de Portugal y España, Violette Duval viajó 6,000 km para crear conciencia sobre la fibromialgia, una enfermedad que sufre de la que se habla poco. Un mal que, sin embargo, afecta a dos millones de personas en Francia. Marsella marca el final de su viaje. 

Violet, este viernes, para su penúltima etapa, en el Crown.
Violet, este viernes, para su penúltima etapa, en el Crown. • © Foto VD

Bocas del RódanoMarsella

Violette Duval termina una gran aventura: la de una larga caminata de 6,000 km, una verdadera hazaña para llamar la atención sobre la fibromialgia.

Esta enfermedad “invisible”, que no deja rastro de inflamación o lesión, causa dolor permanente.

“Ante este dolor insoportable, muchos terminan en depresión. Algunos incluso se suicidan”, explica Violette Duval, que sufre la enfermedad.

Fue a la edad de 14 años que aparecieron los primeros síntomas de fibromialgia en la joven niña normanda.

La joven Violeta descubre intensos dolores que asaltan su cuerpo, sus manos, sus pies. Ella sufre de dolor de cabeza. Tiene problemas para dormir 

Con su cochecito, su exclusivo "equipaje"
Con su cochecito, su exclusivo “equipaje” • © Photo VD

Esto le da aún más mérito a su logro . Ha pasado más de un año desde que la joven mujer de 35 años salió de Normandía, de donde es originaria.

Había decidido unirse a Marsella, a través de Portugal y España. Como equipaje, una carriola llena de artículos necesarios.

Pero el confinamiento la detuvo solo dos semanas antes de su llegada programada a Marsella en abril pasado.

“Regresé durante dos meses y medio a la casa de mis padres en Normandía. Fue un poco frustrante, pero me permitió seguir adelante y encontrar un trabajo para el futuro”, dice con optimismo. .

Desde el 5 de junio, el aventurero ha vuelto a la carretera, más motivado que nunca.

He dado mucho y he recibido mucho.

Violette Duval, fibromialgia

En su viaje, muchos pacientes se unen a ella para acompañarla por un tiempo. Una forma de compartir lo que los une.

“Para todos los que tenemos esta enfermedad, siempre es la misma historia: no nos llevamos bien. Se nos dice que el problema es psiquiátrico, que está en nuestra cabeza. Creo que es importante resolverlo”. acciones para denunciar esto “.

Si le preguntamos a Violette cuáles son los recuerdos más bellos de este viaje, ella responde: “Es toda la generosidad que generó este proyecto. Di mucho y recibí mucho”.

El cochecito, compañero de un viaje de 6000 km.
El cochecito, compañero de un viaje de 6000 km • © Photo VD

Porque en su camino, Violette a menudo se animaba “con sonrisas, cuernos comprensivos, pausas para el café, comidas compartidas y aperitivos”.

Hubo momentos peligrosos, como en túneles.

Violette Duval, fibromialgia

Pero cualquier aventura también tiene sus dificultades. Los peores momentos para la joven están relacionados con el camino y sus peligros:

“Tenía preocupaciones en Andalucía. Casi me atropellaban. No siempre me sentía cómodo en las carreteras. Hubo momentos peligrosos, como en túneles. De hecho, No hay demasiados carriles bici en Europa. Las condiciones para caminar a veces eran muy riesgosas “.

Pero los malos recuerdos ya se están desvaneciendo con el enfoque de la última etapa.

El sábado, Violette dejará L’Estaque a las 2 p.m. para llegar al corazón de Marsella, la casa de sombra del Puerto Viejo. Se espera que la joven entre las 4:30 p.m. y las 5 p.m. Al final de su viaje, espera reunir a las personas.

La presencia de los medios es muy importante para ella. Porque el objetivo de su proyecto es alertar al Ministerio de Salud sobre el problema de esta enfermedad “invisible”.

Gran parte de la ruta tuvo lugar junto al mar o el océano.
Gran parte de la ruta tuvo lugar junto al mar o el océano • © Photo VD

“Es complicado hacer las cosas. La acción que he tomado es muy positiva para mí. Pero el reconocimiento puro y simple de esta enfermedad no depende de mí. Deseo llamar la atención del Ministro Salud, y pide una cita “.

Una cita para recordar que el 3% de la población padece una enfermedad que pasa desapercibida . Solicitar financiación para que la investigación esté realmente interesada en la causa de esta enfermedad.

De modo que esta hazaña de 6,000 km no solo seguirá siendo simbólica, sino que también conducirá a una decisión política de salud.

Loading...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *