Cuando la fibromialgia me hace sentir como una madre inadecuada

POR JULIA NELSON

“Solo puedo esperar seguir lidiando con todo como lo hago ahora”.

Mi hijo tiene poco más de 2 años. Cualquiera que tenga un niño pequeño sabe cuánta energía exuda aparentemente a todas horas del día. Paso por una etapa constante de duelo y aceptación con mi  fibromialgia. diagnóstico porque me siento menos madre por no poder jugar con mi niño de la forma en que mi esposo puede hacerlo. Los veo luchar y hacerse cosquillas mientras gatean y me siento tan feliz por el amor que comparten, mientras que al mismo tiempo siento que le estoy fallando.

Debería poder perseguirlo de un lado a otro del pasillo mientras se ríe sin que mi espalda se detenga. Debería poder luchar con él sin miedo a que me golpeen en el lugar correcto para hacerme doblar de dolor. Pienso en cuando él es un adolescente y tiene que darme excusas a sus amigos de por qué no estoy en un juego suyo y casi me rompe el corazón.

Pienso en dónde me encuentro ahora con mi dolor y me pregunto cómo será mi calidad de vida en cinco, 10, 15 años y cómo afectará eso a mi hijo. Solo puedo esperar seguir lidiando con todo esto como lo hago ahora. Tomándolo día a día. Lloro cuando estoy triste y río y sonrío a pesar del dolor. Es todo lo que puedo pedirme a mí mismo. Seguir siendo quien siempre he sido y esperar que brille a través de todo lo demás.

Advertisement
Advertisement
⬇⬇Suscríbete al canal de Youtube⬇⬇ ➡



Para aquellos que no entienden la fibromialgia

Leave a Reply

Your email address will not be published.